¿Por qué usar Adblock?

Con la llegada de la era tecnológica, los humanos nos hemos vuelto cada día más y más dependientes del Internet.

Desde revisar nuestro correo electrónico hasta contar nuestros pasos como método de ejercicio se han vuelto actividades del día a día. El Internet ya es parte de nosotros y eso es algo que las empresas han sabido aprovechar. A diferencia de la televisión, utilizamos Internet en cualquier momento del día y desde cualquier lugar, ya sea para investigar, trabajar, comunicarnos, enterarnos de lo que sucede en el mundo, chequear nuestras cuentas bancarias o simplemente pasar el rato.

Son tantas las horas que pasamos haciendo uso del Internet que la mayoría de las compañías han hecho uso de él para alcanzar un mayor impulso en sus ventas. Es imprescindible tener, por ejemplo, un correo electrónico en la empresa, una página web y ¿por qué no? quizás una página de Instagram o de Facebook, todo esto con la idea de expandir los negocios y tener mucha más publicidad. Pero ¿qué sucede cuando esa publicidad se vuelve invasiva? Pues es momento de usar AdBlock.

 

La publicidad siempre ha sido molesta. Años atrás, cuando mirábamos la televisión y aún no existían los programas ininterrumpidos o la opción de adelantar los anuncios y aparecía cualquier publicidad justo en medio de nuestro programa pensábamos en lo molesto que era.

Lo mismo pasa hoy  en día en la web. Cuando navegamos podemos encontrarnos con una gran cantidad de publicidad que invade nuestras búsquedas y que quizás no resultan de nuestro interés. Normalmente se torna bastante molesto tener que, por ejemplo, hacer click en un banner fluorescente que parpadea tres veces por segundo sólo para continuar con lo que estábamos buscando.  Pasa también que nos encontramos con páginas completas que aparecen al solo clickear por error en alguno de esos molestos anuncios y que al hacer click sobre ellas, te llevan a otra ventana y luego a otra y otra hasta que nuestro navegador se ve infectado con mas de diez ventanas que al principio jamás quisimos abrir.

 

La publicidad en la web es bastante molesta y suele generar los siguientes inconvenientes:

  • La carga mucho más lenta del contenido de las páginas que queremos visitar.
  • Algunas veces los banners y los videos que comienzan a reproducirse hacen imposible acceder al contenido que deseábamos chequear, lo que nos obliga a cerrar por completo el navegador y perder nuestras búsquedas.
  • Pérdida de tiempo, ya que algunos anuncios te obligan a esperar cierta cantidad de tiempo para ya sea enviarte a la página que querías visitar en un principio o enviarte a una página completamente diferente de la que no tienes ni el más mínimo interés de visitar.
  • Publicidad no apta para todos los usuarios, por ejemplo sobre sitios de apuestas en línea o con contenido pornográfico.

 

También algunos casos mucho más serios como:

  • Instalación de virus en nuestros computadores.
  • Estafas mediante la suscripción involuntaria de cualquier servicio.
  • Ofertas engañosas.
  • Robo de información bancaria.

 

Todo esto puede ser evitado al instalar AdBlock. 

AdBlock es el más popular bloqueador de publicidad web y se encarga de que todos estos errores sean neutralizados desde la raíz. Los servidores de AdBlock detectan casi cualquier tipo de anuncio en la web, permitiéndote disfrutar de una navegación mucho mas rápida y segura, ya que:

  • Elimina la descarga de los anuncios en la web, por lo tanto las páginas cargan de manera mucho más rápida.
  • Bloquea los banners, imágenes parpadeantes, videos, audios, etc que intentan entrar en tu búsqueda sin tu autorización.
  • Desactiva cualquier ventana emergente indeseada.
  • Disminuye la probabilidad de que tu equipo se infecte con algún virus.

 

Puedes disfrutar de todos estos beneficios sólo con instalar la extensión. Así que, ¿qué te parece? ¿Te animas a descargar AdBlock?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *